21 noviembre 2005

Trinidad Alquimica



El trino es para muchas tradiciones orientalistas y esotericas el numero de la perfeccion. Este conocimiento fue traspasado a occidente y conservado por las religiones y credos. El mercurio, el azufre y la sal en este caso son los elementos que componen la Gran Obra de la alquimia, proceso que -recordemos- no solo se basa en una transmutación material sino tambien en una alquimia mental dentro de nosotros.
1.- En palabras simples, el proceso del mercurio, el azufre y la sal consiste en la comprension de los principios de trinidad, denominados: padre, hijo y espiritu.
2.- El padre es el elemento que pone en movimiento la obra, es la omnipresencia, la omnipotencia y la omniciencia. En la alquimia es el generador de la purificacion, en un primer estado, y sus efectos seran primordiales hasta el final, ya que el mercurio es un elemento que nace una y otra vez en el atanor -es el hermes trismegisto, tres veces nacido y grande-, el cual retorna a la luz en el hijo. El hijo es el principio avatar y alma, es decir, aquel elemento -azufre- que es purificado, disuelto y elevado en el proceso de calcinacion junto al mercurio. El azufre se alimenta del padre mercurio, y en su sabiduria se vuelve elevado, puro en el sacrificio para volverse uno con él por medio de las bodas alquimicas. La sal es aquel elemento puro y que en potencia posee la fuerza regeneradora y viva de la sabiduria. Es el resultado del sacrificio, la pureza, como el espiritu santo, simbolizado por la paloma.
3.- Los procesos espagíricos son utilizados sobre el reino vegetal con el fin de elaborar remedios, siguiendo las etapas de la obra alquimica pero elaborando una interpretacion diferente de ella. (De aca proviene la quimica moderna)
4.- El mercurio es el elemento que en primera instancia es purificado hasta llegar a convertirse en el azoth o mercurio filosofico, a traves del paso por los cuatro elementos y especialmente por el fuego, sudando hasta la evaporacion. Este proceso se asimila a nuestro sendero personal, el cual paso a paso, nos abre las puertas a experiencias sublimes, nos enfrenta a nuestro karma y por consiguiente a la purificacion de la materia. Los simbolos como el alcohol se relacionan con la aparicion del alma y sus atributos, luego de un largo ascenso.
Eli

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home